…Por Jessica Liberona

Actualmente contamos con una amplia variedad de dietas disponibles. Si bien hay para todos los gustos, lo cierto es que existen recomendaciones de una buena alimentación para cada edad.

Jessica Liberona, nutricionista de Clínica Universidad de los Andes e integrante del programa Vive más Sano, de Obesidad y Diabetes, afirma que “las dietas de moda suelen eliminar ciertos grupos alimenticios, lo que puede ser dañino. En cada etapa de la vida hay distintos requerimientos energéticos”.

A continuación, les entregamos algunas recomendaciones:

  • 20 años: Lo ideal es consumir carne o legumbres dos veces por semana. Esto se explica porque la menstruación hace perder hierro, lo que puede derivar en anemia. Además, se debe aumentar la cantidad de minerales y proteínas para el desarrollo de masa muscular. El consumo de lácteos también es importante y disminuir la ingesta de grasa y azúcar. Además, se recomienda consumir grasas de origen vegetal y vitaminas B y C, para fortalecer las defensas.
  • 30 años: Muchas mujeres tienen su primer hijo en este periodo de  vida. Para eso es importante consumir ácido fólico. La palta, espinaca y naranjas son alimentos que ayudan. Los lácteos, frutas y cereales también deben ser parte importante de la alimentación. Para las embarazadas, es importante comer pescado dos veces a la semana, ya que es alto en Omega 3. Asimismo, es relevante disminuir el consumo de sal y aumentar los antioxidantes, que ayudan a combatir el envejecimiento de la piel y el daño celular. Se recomiendan verduras y frutas como naranjas, fresas y kiwi.
  • 40 años: Generalmente, la actividad física disminuye en esta edad y la digestión es más lenta. Frente a esta situación, es recomendable consumir una alta dosis de frutas y cereales. Además de verduras como acelga, espinaca, espárragos y champiñones. El cuerpo además se comienza a preparar lentamente para la menopausia, por lo tanto es importante aumentar la cantidad de soya.
  • 50 años: Al igual que los 40, es recomendable consumir soya, ya que aminora los efectos de la menopausia. También se debe aumentar la ingesta de lácteos para fortalecer los huesos.

Jessica Liberona explica que las “leches de almendra están muy de moda. Son buenas, pero es importante saber que no reemplazan el requerimiento de calcio, por lo que no se deben dejar los otros lácteos”.

Si bien cada edad requiere de cuidados, es importante que en todas las etapas esté presente la actividad física, un adecuado consumo de agua, una moderada ingesta de sodio, alcohol y frituras.

 

Paimún

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here