… Por Bienestar y Salud

ORIGEN DEL KIWI:

El kiwi procede probablemente de China meridional, Japón o algún lugar de la India, de allí pasó a Nueva Zelanda donde recibió el nombre del emblema nacional, el pájaro kiwi, que no vuela, y a finales del siglo pasado llegó a Europa, donde se ha disparado su cultivo y consumo. Cien gramos de kiwi apenas poseen 50 calorías, y su escaso aporte calórico contrasta con su riqueza en vitaminas y minerales.

¿EL KIWI ES LA FRUTA MÁS COMPLETA?

Si, el kiwi es la fruta más completa según un estudio destinado a evaluar el valor nutricional de 27 frutas diferentes, para informar sobre cuáles son las más interesantes desde el punto de vista dietético. El kiwi obtuvo la puntuación más alta (16), seguido de la papaya (14), el mango y la naranja (11), la manzana (10), y un largo etcétera.

Una de las razones que han llevado al kiwi a lo más alto del podio nutricional es su riqueza en vitaminas C, E y A, y trazas del grupo B, en potasio, calcio, cobre, magnesio y fibra, con sólo trazas de proteínas, apenas grasas y buenos carbohidratos.

Además, sabías que contiene dos veces más vitamina C que la naranja y el doble de vitamina E que la palta, y también buena cantidad de vitamina A, pero con el 40% menos de calorías, y las vitaminas combaten la oxidación de las arterias protegen frente a los radicales libres, y son inmune estimulantes.

Es rico en sales minerales, sobre todo el potasio con 330 mg. Casi tanto como el plátano considerado la fruta más rica en este elemento, 24 mg. de magnesio, 30 gr de fósforo y cromo que juega un papel en la diabetes y obesidad, y buena cantidad de ácido fólico muy útil en las mujeres gestantes y para prevenir el cáncer de colon.

Además, contiene fibra dietética en forma de pectinas que ayudan en el tránsito intestinal, y a reducir el colesterol. También es muy útil en las dietas infantiles y para personas mayores.

Ejerce una labor reguladora del metabolismo de los hidratos de carbono y ayuda a la formación del tejido conjuntivo, reforzando las defensas del organismo. Además, influye en el buen funcionamiento de los sistemas circulatorio y nervioso, en la formación de los huesos y los dientes, y en la distribución de las proteínas que hacen los tejidos del cuerpo.

A sus propiedades nutritivas y beneficios del kiwi une su inigualable y exótico sabor, con una carne reflejo de su tierra madre, tan verde como la clorofila que le rodea, suave, fresco, perfumado y rico en sabores.

El kiwi, como cualquier otra fruta, es preferible comerlo maduro, dejándolo en casa dentro de una bolsa de plástico bien cerrada, junto a una pera o una manzana; al día siguiente el kiwi está listo para comer.

LOS BENEFICIOSOS SECRETOS DE EL KIWI

Reduce el estrés y los nervios

El kiwi es una fruta ideal para los tiempos modernos. Debido a la gran cantidad de vitamina C, puede evitar el nerviosismo y la También es perfecto para reducir el estrés. Nos permite sentirnos más tranquilos y enfrentarnos a los problemas u obstáculos que aparecen en nuestra vida. Los médicos recomiendan comer un kiwi antes de una entrevista de trabajo o una reunión importante, para reducir la tensión.

Disminuye el estreñimiento

Al tratarse de una fruta repleta de fibra soluble, el kiwi ayuda en la digestión y mejora el tránsito intestinal, por lo que previene el estreñimiento. Si se consume en el desayuno ayudará mucho más en este aspecto. Se puede comer con otras frutas, cereales a la mañana. Favorece la expulsión de heces.

Sirve para adelgazar y eliminar la retención de líquidos

Al tener un gran porcentaje de agua y un nivel calórico intermedio (63 Kcal cada 100 gramos), permite bajar de peso y sentirse más saciado. A su vez, no posee demasiado sodio, siendo perfecto para las dietas de adelgazamiento y para perder agua, sobre todo en el caso de embarazadas. El kiwi es muy diurético y no debe faltar en la alimentación de los que sufren de obesidad o sobrepeso. Es útil en casos de insuficiencia cardíaca o hepática.

Ayuda a la digestión

Como se dijo antes, el kiwi es muy digestivo y permite disgregar las proteínas de los alimentos, así como también evitar la indigestión, la gastritis y los gases. Las presencias de estas proteínas permiten combinar esta fruta con o gelatina.

Mejora la circulación de la sangre

Al contener vitamina E y el kiwi fluidifica la sangre, mejorando el estado general de las arterias. Esto evita la formación de trombos o coágulos en los vasos sanguíneos. Esta fruta sirve para proteger contra trombosis, angina de pecho, derrames cerebrales e infartos. Y como si esto fuera poco, el kiwi y su fibra, permiten reducir los niveles de en sangre.

Mejora los huesos

Esto incluye cualquier elemento óseo del cuerpo, es decir, también los dientes. Esta propiedad es debido a los minerales presentes en el kiwi, los cuáles son cobre, magnesio y potasio. Una pieza de la fruta cubre el 10% de las necesidades básicas de los tres. Permiten mejorar el desarrollo de los huesos y también el funcionamiento de los nervios, músculos y órganos.

Favorece el sistema inmunitario

Esto significa evitar los resfriados y subir las defensas, debido a la gran cantidad de ácido fólico presente en el kiwi, sumado a la vitamina C. Permiten ambos nutrientes producir más glóbulos rojos y blancos, así como también anticuerpos, que funcionan como barrera de las enfermedades producidas por virus.

Combate la anemia

También debido a la vitamina C, que aumenta la absorción del hierro de lo que consumimos. Se aconseja comer kiwis en los pacientes con anemia ferropénica para acelerar la recuperación.

Filtra los rayos solares

Si eres una persona muy sensible a los rayos UV, no dudes en comer kiwi. La luteína que contiene (también presente en, los brócolis y las espinacas) actúa como un filtro de protección natural para tu piel.

¿QUIÉNES NO PUEDEN COMER KIWI?

Las personas que son alérgicas a una enzima llamada proteolítica actinidia, no pueden consumir kiwi, así como tampoco papayas o piñas. Los que tienen tendencia a desarrollar (piedras en el riñón) tampoco, porque esta fruta es rica en oxalatos de calcio. Justamente por esta razón, los niños han de reducir la ingesta, aunque no eliminarla por completo. Debido a su contenido en potasio, no se recomienda para los que padecen de insuficiencia renal.

Los síntomas por intoxicación por kiwi incluyen: urticaria, problemas para tragar y vómitos.


RECETA

Paleta de helado de kiwi

Ingredientes:

  • 4 yogures griegos o cremosos (500 gr)
  • 5 kiwis
  • azúcar (a gusto)
Elaboración de la receta de paletas de helado de kiwi:
  • Pela los kiwis y trocearlos (reserva uno).
  • Pon en un vaso de batidora los yogures, el azúcar y los kiwis troceados. Tritura hasta tener una masa homogénea.
  • Rellena los moldes para paletas de helado con la mezcla y añade algunos trozos del kiwi reservado en cada molde.
  • Deja en el congelador durante 5 horas como mínimo, hasta que estén completamente sólidos.

Para desmoldar fácilmente, pon las paletas debajo del grifo con agua caliente durante unos segundos.

Biosal Top

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here