…Por Revista Bienestar y Salud

La medicina herbaria o fitoterapia es una práctica terapéutica que emplea diferentes preparaciones de plantas para el tratamiento de enfermedades. Estos remedios, denominados generalmente «hierbas», pueden provenir de árboles, arbustos, algas o líquenes. Este parece haber sido el primer sistema de curación humano, persistiendo a lo largo de la historia.

Medicina con historia

Se piensa que la medicina herbaria tradicional apareció en la India, China y Egipto varios milenios antes de Cristo; las evidencias escritas más antiguas fueron descubiertas en Egipto (Papiro de Ebers, 1500 a.c.) y en Asiria (650 a.c.).

En Egipto, desde los años 1300 a.C., ya se cultivaban plantas con fines medicinales según recogen los papiros de la época. A los constructores de templos y pirámides se les daba ajo para mantenerlos sanos. Algunos papiros, como el de Smith, dan cuenta de más de 400 materias primas, tanto de origen animal como vegetal, para el tratamiento de afecciones. En Babilonia el rey Mardukapaolidine II (772-710 a.n.e.) hizo construir un jardín para el cultivo de plantas medicinales por lo cual se hizo famoso. En Grecia figuras como Aristóteles e Hipócrates describieron la importancia de la medicina herbaria. Este último, en su obra Corpus Hippocraticum, relacionó para cada enfermedad un remedio basado en plantas. También Teofasto de Erasios refirió estudios botánicos y el uso de muchas plantas. 

¿Qué es?

La herbolaria se basa en una filosofía distinta a la medicina moderna. En la medicina moderna la salud y enfermedad se analizan bajo la idea  que el cuerpo es la suma de sus órganos, y por lo tanto los tratamientos procuran enfocarse a un problema o mal funcionamiento aislado. En la herbolaria la salud y enfermedad se entienden como un desequilibrio tanto físico como espiritual o energético, y por lo tanto la curación involucra un tratamiento comprensivo para re establecer el equilibrio.

Actualmente es común combinar la filosofía de la medicina moderna con los conocimientos botánicos de la herbolaria; el campo científico realiza investigaciones para verificar las propiedades específicas de las plantas, y ha llegado a ser bastante común recetar pastillas “naturales” o hierbas para aliviar un malestar como dolor de cabeza o alguna infección. Aunque esto puede funcionar a corto plazo (la planta recetada puede eliminar el dolor o la infección en esa ocasión), no es un uso preciso de la herbolaria si no trata el desequilibrio que causó el dolor o infección. Según la tradición herbolaria, si el desequilibrio sigue ahí, volverá a resultar en dolor o enfermedad.

En chile

Desde ya varios años y a partir de un trabajo intercultural en el que participaron profesionales de la salud, entre ellos Médicos y Químicos farmacéuticos en conjunto con algunos representantes de comunidades mapuche, nace la farmacia Makelawen.

“Se analizaron las enfermedades más recurrentes y las plantas que se ocupaban en su tratamiento. Nos preocupamos de hacer las preparaciones necesarias considerando todos los parámetros para mantener la calidad y eficiencia de las plantas en la dosis necesaria para el organismo” comenta Emma Acevedo Químico Farmacéuticas de la farmacia.

Además, su colega Winnie Cáceres agrega “La base del proyecto está en recoger de nuestros pueblos originarios su respetuosa relación con la tierra, es decir, con la naturaleza. El entendimiento de que somos parte de la naturaleza y no algo distinto de ella y que debemos recuperar el equilibrio forma parte de nuestra inspiración como farmacia. Nuestra aspiración es que exista una medicina integrada, que recoja lo mejor de nuestras tradiciones ancestrales con los avances científicos modernos”

Distante a lo que algunos piensan , la formulación de los distintos productos que hoy ofrece la Farmacia Makelawen cuenta con el mismo rigor científico que cualquier farmacia tradicional.

Por ejemplo, para elaborar un frasco de Melissa, consumida para el control de la ansiedad y las crisis de pánico, el proceso considera las siguientes etapas:

1.-Preparación de la Tintura Madre: Se escogen hojas de Melissa officinalis secas, cumpliendo con estándares de control de calidad establecidos internacionalmente. Estas se maceran en una mezcla alcohol-agua por algunos días (según protocolo de la Farmacopea autorizada) y se someten a filtrado y nuevamente a control de calidad.

2.- Dilución: La Tintura de Melissa officinalis se diluye según método de la Farmacopea autorizada.

3.- Acondicionamiento: La dilución se envasa según protocolos de producción y de control en proceso, en gotarios de 30 ML y se etiqueta otorgándole número de lote y fecha de vencimiento.

4.- Distribución: el producto terminado es distribuido a nuestros locales para su venta al público.

Actualmente la Farmacia Mapuche Makelawen trabaja con más de 51 especies vegetales, entre las que destacan Raquizuam;  Rosmarinus officinalis   por sus altas propiedades para la concentración y la relajación del cuerpo. Kumelen Humulus lupulus, para tratar estrés y problemas como la depresión. Además de las ya tradicionales como es el caso de Hualtata, Maitén Quebracho, Maqui, Paico, Boldo, Kintral, etc.

Entendiendo los problemas a los que nuestra sociedad está expuesta y pensando en lo angustiante en que puede resultar el mes de Marzo,  Farmacia Makelawen ha diseñado “El Pack Concentración”: Contiene Firi y Raquizuam, ambos se potencian y ayudan a tratar problemas de concentración y de memoria.

Lahsen1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here