El lino es la semilla de lino, una planta cuyas fibras se utilizan en la producción de tejidos y cuerdas desde la época del antiguo Egipto. Rica en fibras, proteínas y ácidos grasos, la linaza puede tener incontables utilidades como alimento. La harina de linaza se deriva de la semilla triturada. Las semillas pueden consumirse con yogur, helados y ensaladas. De esa poderosa semilla también se obtiene aceite de linaza, un ingrediente con alto contenido nutritivo.

El aceite de linaza se extrae mediante el prensado en frío de las semillas, lo que resulta en aceite de coloración amarilla y fuente Omega 3, sustancia que posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, capaces de combatir varias enfermedades.

Aceite de linaza: indicaciones

El consumo regular de este aceite vegetal es muy beneficioso para la salud, ya que puede prevenir enfermedades cardiacas, neurológicas y reumáticas. Además, el aceite de linaza también se considera un excelente producto cosmético, ya que es rico en vitaminas y sales minerales, sustancias que ayudan al crecimiento y a la hidratación capilar. Conoce a continuación otros beneficios obtenidos al añadir el aceite de linaza a tu menú diario:

1. Regula la función intestinal

El aceite de linaza contiene fibras en su composición, lo que contribuye a reducir el estreñimiento. La enfermedad inflamatoria del intestino puede causar problemas incómodos en quienes lo padecen, ya que causa gases, hinchazón y dificulta la pérdida de peso. El uso del aceite de linaza puede aliviar estos síntomas.

2. Evita las enfermedades cardiovasculares

Además de omega 3, las semillas de lino también poseen una sustancia llamada ácido alfa linolénico (ALA), un ácido graso capaz de disminuir los niveles de colesterol LDL del organismo (colesterol malo) y reducir la presión arterial, factores de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares.

3. Lucha contra el cáncer

Estudios científicos sugieren que el omega 3 encontrado en abundancia en el aceite de linaza es capaz de prevenir algunos tipos de cáncer, como el de próstata, de colon y el cáncer de mama. Esto se debe a que los ácidos grasos omega 3 y ALA presentes en ese aceite vegetal poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que evitan la degeneración celular e impiden que las células enfermas se proliferen en otros órganos (metástasis).

4. Reduce los síntomas del síndrome premenstrual

El aceite de linaza contiene isoflavona, compuesto de origen vegetal que controla las hormonas femeninas, reduciendo los síntomas del SPM (síndrome premenstrual) y los sofocos de la menopausia.

5. Controla la glucemia

El aceite de linaza es rico en fibras, lo que impide que el organismo absorba rápidamente los azúcares de los alimentos. Esto ayuda a mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre, lo que hace que el producto sea un gran aliado de los diabéticos.

6. Mejora los síntomas de la artritis

Los ácidos grasos omega 3 del aceite obtenido por el prensado en frío de las semillas de lino también reducen las molestias causadas por enfermedades reumáticas, como la artritis, por ejemplo. Una cucharada de este poderoso aceite reduce la hinchazón y la rigidez de las articulaciones de quienes padecen la enfermedad.

7. Ofrece hidratación para la piel

Las vitaminas, sales minerales y ácidos grasos que se encuentran en el aceite de linaza contribuyen a la hidratación de la piel, reduciendo la sequedad, las arrugas y las líneas de expresión. Puedes aplicar el aceite directamente sobre la piel o añadirlo a tu hidratante favorito.

8. Proporciona un cabello hermoso y saludable

Una cucharada sopera de aceite de linaza diluida con los ingredientes de tu máscara capilar deja el cabello suave, hidratado, libre de frizz, evitando la caída y la caspa. Para eso, aplica la mezcla sobre tu pelo y deja pasar unos 30 minutos.

¿Aceite de linaza para adelgazar?

Sí, podemos decir que el aceite de linaza ayuda a la pérdida de peso, gracias a los ácidos grasos presentes en el aceite. Los ácidos grasos omega 3 y 6, además de controlar el apetito, también mejoran el flujo intestinal, lo que reduce la hinchazón y hace que el organismo elimine las toxinas a través de las heces.

Además, el omega 3 reduce el tamaño de las células adiposas y proporciona una buena cantidad de energía al cuerpo, haciendo que no sea necesario un alto consumo de carbohidratos para obtenerla. El aceite también funciona como un excelente termógeno, acelerando el metabolismo y facilitando la quema de grasas.

Mientras tanto, hay que combinar el consumo de aceite de linaza con una dieta equilibrada, rica en nutrientes, vitaminas y sales minerales para que los efectos beneficiosos del producto se puedan disfrutar plenamente.

Banner Choy Lee

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.