• Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS), en los últimos tres años las persona que se someten a la cirugía plástica conocida como liposucción, ha aumentado cerca de un 5% anual a nivel mundial. Situación que se contrasta con lo ocurrido en nuestro país, donde este tratamiento crece a un tasa del 15%, de acuerdo a los últimos datos entregados por la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica.

 En Chile, la obesidad y las enfermedades asociadas como la diabetes, hígado graso, hipertensión y accidentes cardiovasculares van en aumento, según la última Encuesta Nacional de Salud (2016-2017) la cual, reveló que un 39,8% de la población chilena presenta sobrepeso, 31,2% obesidad y 3,2% obesidad mórbida, mientras que sólo 24,5% se encuentra en su peso normal. Esta realidad ha impulsado a muchos pacientes a someterse a procedimientos quirúrgicos para conseguir bajar de peso, pero las técnicas que determinan la eliminación de los kilos extra, generalmente dejan secuelas de laxitud cutánea severa con un aspecto envejecido de la piel.

 En esta línea, según el Dr. Claudio Thomas, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP), la cirugía plástica post bariátrica es un mecanismo eficaz para modelar el cuerpo luego de una baja importante de peso, y es el tratamiento que se realiza con más frecuencia en el mundo. “Principalmente representa el principal avance de la Cirugía Plástica Estética en los últimos 20 años, con las tasas de obesidad del país es natural que este tipo de cirugías vayan en aumento”, asegura el experto.

 En Chile la cirugía post bariátrica no siempre es cubierta por las isapres, es necesario reglamentar adecuadamente esta situación, ya que la cantidad de pacientes que requieren de este tipo de intervenciones es evidente que irán en aumento durante los próximos años, aseguran desde la SCCP.

 La cirugía de manga gástrica o bypass gástrico son un gran elemento para el tratamiento de obesidad mórbida, tanto en adultos como en adolescentes. Se ha comprobado que permiten mejorar o controlar diabetes y la hipertensión arterial. “El problema con estas bajas masivas de peso es lo que se ha explicado anteriormente; las personas que quedan con secuelas en el cuerpo importantes, requieren de un tratamiento de cirugía plástica, de lo contrario la calidad de vida de las personas sigue siendo sombría”, agrega Thomas.

Las cirugías más frecuentes post bariátricas de tipo plásticas son: plastía abdominal, plastía abdominal circuferencial la que incluye tanto el tratamiento de la pared abdominal, flancos como la región dorsolumbar, la braquioplastía que es la plastía de la piel excedente de la región del brazo que incluye el contorno axilar, la plastía de mamas o región pectoral en los hombres y la plastía de muslos, los avances técnicos en este tipo de cirugías han mejorado enormemente por lo que se permite hacer combinaciones de éstas, logrando en un mismo acto quirúrgico avances significativos en el contorno corporal de los pacientes.

 Las intervenciones de modelación de cuerpo mejoran la calidad de vida más allá de lo estético y lo físico, ya que diversos estudios demuestran que estos tratamientos tienen impacto directo en el autoestima y en la vida social de las personas.

 

Lahsen1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.