Las cutículas son una parte olvidada de las manos, pero protegerlas es importante para evitar infecciones en las uñas. Te contamos por qué no es conveniente cortarlas, y cómo cuidarlas para que estén sanas y bonitas.

Las manos son una parte fundamental en la imagen que ofrecemos a los demás, y para mantenerlas bonitas y sanas es importante dedicarles unos cuidados específicos. Una parte de ellas que muchas veces pasa inadvertida son las cutículas, que se encuentran en la unión entre la uña y el dedo; sin embargo, no las debes pasar por alto, pues resultan clave en la protección de las uñas.

Las cutículas están formadas por una capa de células que protegen el nacimiento de la uña de los agentes externos, como el agua y diversos organismos, evitando así posibles infecciones. Su tamaño depende de cada persona, y aunque lo normal es que apenas se noten, hay personas que desarrollan mucha cutícula, lo que les resulta molesto y antiestético.

¿Se deben cortar las cutículas?

Existe mucha controversia al respecto de si se deben o no cortar las cutículas. Si has ido alguna vez a hacerte la manicura a un establecimiento especializado puede que hayan optado por quitártelas, pues lo hacen para que el esmaltado y, en general, el aspecto de las uñas, quede más limpio y estético.

Sin embargo, lucir unas manos bonitas no está reñido con tenerlas sanas y evitar riesgos. se recomienda no cortar las cutículas, pues este gesto meramente estético puede provocar infecciones que, aunque no son muy graves, sí pueden ser bastante molestas. Por supuesto, eso implica no mordérselas.

Se advierte de que si optamos por retirar las cutículas podemos sufrir paroniquias, que son las infecciones que se forman en la piel de la zona alrededor de las uñas, también conocidas como uñeros. También pueden aparecer los padrastros, esas pieles levantadas que suelen engancharse con la ropa y que pueden llegar a ser muy dolorosas.

 

Lahsen1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.