Expertos del coaching, como Javier Gimeno y Ubay Serra, invitan a aquellas personas que no son capaces de encontrar su lugar en el mundo a conectar con su esencia interior. Por desgracia, muchas personas no son capaces de sentir que encajan en el mundo, y no entienden por qué. En muchas ocasiones son personas que se identifican poderosamente con sus carencias, miedos e inseguridades.

La falta de conexión con la esencia interior provoca que las personas vivan actuando. Es decir, crean una máscara, una especie de escudo o caparazón bajo el que se protegen dentro de una realidad que asemejan a un escenario. Una solución que se propone desde el coaching es la de terminar con esta construcción contactando con el poder interior. Así es como se vive una existencia con sentido.

Pero esta situación tiene solución. Para ello, se usan herramientas que permiten alcanzar la paz interior por medio del autodescubrimiento. Como son muy variadas, cada individuo puede seleccionar las que mejor encajen con su personalidad y forma de ser.

Herramientas para conectar con tu esencia interior

Aunque creamos que hemos estado dormidos durante años, nunca es tarde para volver a reconectar con nosotros mismos. Este poder interior que descubriremos nos permitirá comenzar una vida llena de significado, de profundidad y de verdadera felicidad.

Deja de identificarte con tu ego

El niño nace como una especie de libro abierto en el que se escribe todo tipo de información desde el primer minuto de vida. Ideas políticas, religión, nombre, tipo de educación, costumbres y tradiciones… Todo ello marcará nuestra vida desde antes de usar nuestra conciencia. Si te fijas bien, cuando alcanzamos nuestra vida adulta, parte de nuestras rutinas de pensamiento ya están programadas, al igual que hemos asumido como propias una buena cantidad de ideas; las mismas que adoptamos sin cuestionarlas.

Por eso, esta percepción de la realidad nos llenaría de miedos y carenciasque nuestro ego tendería a proteger por medio de una máscara. Y por ese motivo hemos de cuestionar, analizar y comprender. Solo así seremos capaces de ver de verdad la realidad que nos rodea, y solo así podremos observar nuestra verdadera esencia, nuestro potencial y todo cuanto podemos aportar a este mundo.

Medita

La meditación es una fantástica herramienta para conectar con nuestra fuerza interior. Sin duda, es una práctica que, por más que pueda parecer sencilla, necesita de tiempo, dedicación, disciplina y constancia. Una vez que comienzas a meditar de forma continua, empiezas a disfrutar de los beneficios de pasar un rato al día de tranquilidad. Así, concentrados en nuestra respiración, dejamos pasar los pensamientos, observándolos como si fuéramos espectadores.

De esta forma, puedes enfocarte en aquello que realmente importa en tu día a día. Es decir, te centrarás acciones básicas, dejando en el proceso de identificarte con pensamientos que no te hacen ningún bien, al tiempo que estimas mejor la medida de lo que en realidad necesitas y quieres.

Expulsa la toxicidad

A veces, vivir en el mundo que nos rodea lleno de ruido hace que perdamos el rumbo. ¿Has visto un informativo últimamente? Verás noticias negativas a todas horas, peleas en las redes sociales y un estado de enfado y polarización enorme.

Como ya imaginarás, una parte importante de expulsar la toxicidad de tu entorno será evitar todo este tipo de distracciones. No se trata de que no te informes, solo que abandones el ruido. Selecciona entre tanta paja aquello que importa y no te expongas a todas horas a noticias negativas que acaban con tu tranquilidad y equilibrio.

Poco a poco, verás cómo cambia todo a tu alrededor. Selecciona sabiamente lo que ver, leer y escuchar, dosifica la cantidad de información y evita el ruido excesivo que te rodea. En cuestión de semanas, tu fuerza interior florecerá con potencia.

“La vida tiene muchas formas de probar la voluntad de una persona, ya que sea que no suceda nada o que todo suceda a la vez”.

Visualiza tu yo

En todos nosotros hay un yo. Este es una especie de líder que guía nuestros actos. Por lo general, en nuestra mejor versión, es sabio, seguro, valiente, confiado, vital, optimista y entusiasta. Es decir, todos tenemos un yo lleno de valores y atributos. Ahora bien, hemos de dejarlo salir, de lo contrario, acabaremos dominados por nuestro ego y por nuestros miedos.

Por eso, los expertos recomiendan olvidar los clásicos ‘qué dirán’ y actuar con valentía, firmeza y seguridad. Está en cada uno, pero hemos de visualizarlo. Cada uno tendrá su forma. Lo que para ti puede ser un león, tal vez para mí sea un ente abstracto, pero está ahí deseando salir para proteger un espacio en el que quepan nuestros deseos y necesidades, habitándonos de la misma forma para ser los líderes de nuestra vida. Aprovecha estas herramientas para conectar con tu esencia interior.

 

Lahsen1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.