…por Irati Organic

Es un hecho que cada vez más personas buscan productos libres de químicos innecesarios para su día a día. Hay una amplia corriente científica que no tiene duda de que el auge de determinadas enfermedades como alergias, problemas neurológicos, infertilidad e incluso algunos tumores tiene que ver con esa sopa química que albergamos en nuestro organismo procedente de innumerables fuentes. Pese a que pueda parecer paradójico, los productos de cosmética e higiene personal son uno de los canales más importantes por los que penetran esas sustancias que nos contaminan. En muchas ocasiones las exquisitas fragancias, las agradables texturas así como muchas promesas de eterna juventud vienen envueltas en derivados del petróleo, ftalatos, parafinas, benzofenonas y un largo etcétera.

Si queremos escaparnos a esta sobreexposición innecesaria de sustancias que no nos benefician, la solución es simple: optar por productos limpios para nuestra higiene y cuidado diario. Con nuestro objetivo claro, la pregunta es, ¿cómo distinguir los productos auténticamente libres de químicos de una simple operación de marketing? Jesús Cía, director de la marca de cosmética ecológica Irati Organic, advierte de que el hecho de que se haya eliminado una sustancia no implica que no contenga otras, por lo que es muy importante leer bien las etiquetas. Además alerta del efecto engañoso de que como reclamo aparezca una sustancia natural como el aloe vera, etc porque eso no significa que esté libre de otros químicos innecesarios.

Es obligado pues tener los ojos bien abiertos y darnos cuenta de que ningún producto se nos va a presentar como que contiene derivados de petróleo. La normativa tampoco ayuda demasiado, puesto que es demasiado permisiva en sus autorizaciones y muy laxa para los etiquetados.

Lo más seguro es acudir a la cosmética ecológica certificada, con algún sello que nos garantice que cumple los criterios para ser considerada como tal. Según explica Jesús Cía, está sobradamente demostrado que es posible crear productos eficaces que cumplan los criterios ecológicos. Prueba de ello es la enorme aceptación social que tienen, con cada vez más marcas y más potencia en el mercado. “A día de hoy la cosmética ecológica puede ser tan sofisticada como la convencional”, asegura.

Prueba de ello son los productos Irati Organic, una marca que salió al mercado hace unos meses con una amplia gama para el cuidado corporal, capilar y facial de toda la familia. El catálogo incluye champús y mascarilla para el pelo, desodorantes, crema anticelulitica y para piernas cansadas, un aftersun, cremas para el cuidado del bebé, así como una línea específica para el rostro de la mujer. Ésta contiene una crema con rosa mosqueta, otra con Q10 y un serum, y un contorno de ojos con sangre de drago.

Todos los productos de Irati Organic están libres de parabenos, ftalatos, siliconas, organismos genéticamente modificados, conservantes agresivos, perfumes sintéticos, derivados del petróleo, laurisulfato sódico, colorantes, formaldehido, parafina ni han sido testados en animales. Por el contrario se han elaborado con ingredientes ecológicos certificados con plantas que se han cultivado con un enfoque biodinámico.

Más información:

www.iratiorganic.com

 

Banner Choy Lee

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.