Las personas que padecen estrés tienen elevadas concentraciones de cortisol en sangre, una situación que si se mantiene en el tiempo puede provocar la reducción del cerebro y un peor desempeño cognitivo.

El estrés provoca la segregación de una hormona, el cortisol, que hace que el organismo se ponga alerta y pueda solventar la crisis que lo ha provocado. Los niveles de esta hormona descienden después del episodio estresante, pero si esas situaciones de miedo, agobio o peligro se dan de manera muy habitual los niveles de cortisol en sangre permanecen elevados, lo que puede provocar dolores de cabeza, ansiedad, depresión, insomnio, reducción de la masa cerebral y pérdida de memoria.

Esta ha sido la principal conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores de la University of Texas Health Science Center de San Antonio (EE.UU.), cuyo estudio se ha publicado en la revista Neurology. En él se analizaron los datos cognitivos de 2.231 personas de 48,5 años de media, que no presentaban ningún síntoma de demencia, y que fueron sometidos a pruebas cognitivas de razonamiento abstracto, memoria, percepción visual, función ejecutiva y atención. A 2.018 de los participantes también les realizaron una resonancia magnética cerebral para conocer el volumen total de este órgano. Después de ocho años se les volvieron a repetir todas las pruebas.

Los resultados obtenidos avalan los de publicaciones anteriores que asociaban estrés y deterioro cognitivo, pero en este caso han ido más allá, pues han demostrado que las personas de mediana edad que estaban estresadas, y que por lo tanto tenían altos niveles de cortisol en la sangre, obtenían peores resultados en las pruebas de memoria y de percepción visual, además de presentar volúmenes cerebrales inferiores a los participantes con niveles más bajos de esta hormona.

El cortisol, según el estudio, podría causar daños en las zonas del cerebro que se encargan de transmitir información entre los dos hemisferios, por lo que sus autores recomiendan practicar ejercicio físico y meditación, dormir lo suficiente y aprender a controlar el estréspara prevenir el desarrollo de problemas cerebrales y la aparición de demencia en el futuro.

Las mujeres, más afectadas por el estrés

Los investigadores se sorprendieron al ver que los problemas descritos que se producían a consecuencia del estrés eran más acusados en el caso de las mujeres. Según la explicación del Dr. Richard Isaacson, del Weill Cornell Medicine Hospital, esto se debe a que los estrógenos u hormonas femeninas hacen que se incremente el nivel de cortisol en el organismo, a lo que también se añade que el 40% de las mujeres que participaron en el estudio estaban siguiendo un tratamiento hormonal.

Lahsen2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.