La variación de peso es uno de los diversos síntomas que este trastorno produce y por ello, es fundamental conocer cómo afecta sobre el mismo.

Muchas son hoy en día las personas que padecen tiroides y que se ven afectadas por distintas consecuencias de la misma, como por ejemplo, los cambios de peso. Para entender cómo influye la tiroides en el peso y si es posible llevar un control sobre este aspecto será fundamental comprender qué es la glándula de la tiroides y cual es su función.

La glándula tiroides es, como su propio nombre indica, una glándula que pertenece al sistema endocrino y que se encarga de regular las funciones metabólicas de la persona, actuando en todos los tejidos. Los principales órganos sobre los que actúa son:

  • El hígado, mediando el metabolismo del colesterol y la síntesis de glucosa del organismo.
  • El corazón, ayudando a mantener la frecuencia cardíaca.
  • El músculo, facilitando el empleo de los nutrientes para su funcionamiento.
  • Además, tiene una importante función en el desarrollo neurológico y el crecimiento de los niños. Por lo tanto, se trata de una estructura imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo.

En la actualidad, existen varias patologías que pueden afectar el funcionamiento de la glándula de la tiroides, causando o bien déficit en su funcionamiento o hipotiroidismo o bien hipertiroidismo, que se da cuando la glándula funciona de más.

Hipotiroidismo e Hipertiroidismo

  • El hipotiroidismo tiene lugar cuando la glándula tiroides no es lo suficientemente activa por lo que no produce la cantidad de hormona tiroidea necesaria para satisfacer las necesidades del cuerpo. La principal causa del hipotiroidismo suele ser autoinmune. Existen anticuerpos dirigidos contra esta glándula que causan su atrofia, y como consecuencia de ello se produce menos hormona tiroidea. Otra causa también frecuente es el hipotiroidismo postquirúrgico, que puede darse cuando se extirpa la glándula.
  • El hipertiroidismo agrupa aquellos trastornos basados en el exceso de hormona tiroidea en el cuerpo. La causa más frecuente en población joven es la autoinmune. Se conoce como la Enfermedad de Graves. En ella se producen anticuerpos que harán que la glándula funcione de más. En cambio, en la población mayor la principal causa de este trastorno suele ser la presencia de nódulos en la glándula tiroides que forman más hormona de la necesaria. Además, existen otras causas menos comunes.

¿Qué relación tiene con el peso?

En el caso de padecer hipotiroidismo, hoy en día la mayor parte de los casos existentes suelen ser tener pocos síntomas y en el caso de tenerlos, suelen ser muy sutiles e inespecíficos. Esto se debe a que para que se generen grandes síntomas o molestias el déficit debería de ser muy grande, algo que no es común observar por lo que las molestias causadas apenas son escasas. Aun así, debido a que el metabolismo basal de la persona está disminuido, este tipo de tiroides se suele asociar con un cierto aumento de peso y por lo tanto, cuanto más severo sea mayores serán los síntomas.

Además, la causa del aumento de peso no siempre está relacionada con el exceso de grasa. La mayoría del aumento de peso que ocurre en el hipotiroidismo se debe a la acumulación excesiva de sal y agua. Por lo que tal y como se ha comentado, raramente el hipotiroidismo supone un aumento masivo de peso.

Por otro lado, muchas personas se plantean cuanto peso del que se ha ganado podría perderse en caso de tratar el hipotiroidismo. En esta circunstancia, se puede esperar una pérdida de un 10% del peso corporal. Al igual que con el tratamiento del hipertiroidismo, debería de producirse un retorno del peso a lo que este era antes de que se desarrollara el hipotiroidismo. Sin embargo, debido a que el hipotiroidismo se desarrolla de manera lenta sobre un periodo de tiempo largo, es bastante común encontrar que no hay una pérdida de peso significativa. Finalmente, otros de los síntomas que puede generar son: Cansancio, somnolencia, estreñimiento, menor tolerancia al frío, caída de cabello.

Llegados a este punto, muchas personas se plantean qué pueden hacer para tener bajo un cierto control el peso corporal. En el caso del hipertiroidismo, para recuperar el peso es fundamental esperar a la normalización de las hormonas, la cual permitirá recuperar los kilos perdidos en la mayoría de las ocasiones. En el caso del hipotiroidismo, como ya se ha comentado, es inusual la ganancia ponderal de peso en el día a día por lo que si se quiere perder peso habrá que mejorar la alimentación y los hábitos físicos con el fin de que la ingesta de calorías sea menor que lo que necesita y consume nuestro organismo.

 

Mediale

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.