Por Andrea Marambio R…

El uso del sonido y, por ende, de la música con finalidad terapéutica y trascendente es tan antiguo como el hombre. Se ha utilizado en las culturas chamánicas de todo el mundo desde Siberia hasta África y Sudamérica- desde hace miles de años.  Pitágoras afirmaba que “cada cuerpo celestial, cada átomo, produce un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración. Es más, todos esos sonidos o vibraciones componen una armonía universal en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad“. Lo cual, incluye al cuerpo humano. Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo, por tanto, vibran continuamente a una determinada frecuencia. Y así, cuando un órgano está sano, su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo, pero si esa frecuencia se altera se rompe la armonía y aparece lo que conocemos como enfermedad. Dentro de este contexto, los hermosos sonidos cristalinos producidos por los cuencos de cuarzo, cumplen la finalidad terapéutica de armonizar los campos físicos y sutiles de todo lo existente.

Gracias al principio de resonancia, el sonido de los cuencos de cuarzo eleva la vibración de la persona a la misma frecuencia emitida del mineral; es decir, terminan ambos vibrando al mismo ritmo. Asimismo, también es posible por medio del sonido cambiar los ritmos de nuestras ondas cerebrales así como el latido de nuestro corazón y nuestra respiración. Este mágico sonido y su vibración mueve las emociones que están contenidas hasta en lo más profundo de nuestro inconsciente, produciendo una gran liberación, nos ayuda a entrar rápidamente en estados meditativos permitiéndonos la relajación y el descanso, nos ayuda a cambiar patrones de pensamientos y conductas negativas, fortalece el sistema inmunológico, equilibra nuestro campo energético, armoniza nuestros espacios entre otros muchos beneficios.

Es por ello que los cuencos de cuarzo resultan una excelente herramienta de auto cuidado, al alcance de todas las persona ya que pueden ayudarnos a mejorar enormemente nuestra calidad de vida y de las personas que nos rodean pues la vibración de los cuencos de cuarzo eleva la frecuencia del campo vibracional de todo aquello que su onda alcanza.

Andrea Marambio R

Terapeuta de Reiki, cuencos de cuarzo y biosíntesis

Andrea.marambio@gmail.com

Fono: 56 9 98832302

Paimún

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.