…Por Carola Bezamat

Conocer el cacao en su profundidad fue una experiencia alucinante, es un fruto que según estudios científicos protege al organismo de enfermedades cardiovasculares, que estabiliza el ánimo gracias a su contenido de triptófano y que además energiza el organismo.

Con muchas preguntas llegué a la tierra del cacao, Ecuador.  Imaginaba que en cada esquina de Quito conocerían todos sus beneficios y que tendrían la llamada “pepa de oro”. Pero no fue así,  después de mucho recorrer la ciudad y preguntar por cacao en polvo o en su estado natural me enteré que en zonas de la Costa era más conocido, aunque no como se merece y llegué hasta el mercado Iñaquito.
Lo que había esperado encontrar estaba ahí, ya tenía en mis manos una mazorca completa, un fruto realmente bello y lleno de nutrientes.
Cuando lo partes se ve el mucílago blanco, que envuelve la pepa de sabor dulce y ácido, el cual entrega las condiciones adecuadas para el proceso de fermentación y para la formación de las sustancias precursoras del sabor y aroma de chocolate. Durante el proceso de fermentación del cacao el mucílago se desintegra y es recolectado en una pila en forma de un líquido viscoso de color claro, conocido como jugo de mucílago o exudado de cacao. Se hacen jugos y mermeladas con esto. Los granos del cacao en tanto son sometidos al secado, estos se transforman en el delicado cacao orgánico que se consume a nivel mundial.
En el mercado tuve la suerte de probar un jugo elaborado con las pepas y el mucílago, un privilegio ya que ese era el jugo que tomaban hace 5000 años en esas tierras.
Lo importante es enseñar a aprovechar los beneficios de este maravilloso fruto, pues no estamos hablando de chocolate, es decir la mezcla de cacao con leche y azúcar, sino que solamente de cacao. Ese es el que tiene todo el poder medicinal.
Con el cacao orgánico en polvo se pueden elaborar todo tipo de preparaciones solo basta echar a volar la imaginación. Yo ya aprendía a cocinar con cacao y mi postre favorito es el mousse que lleva dátiles, media palta, chía y miel.
Para que usted obtenga los beneficios debe consumir 20 gramos diarios de cacao o 6 cuadrados de chocolate con al menos un 70% de cacao.
Quisiera destacar el estudio de la Universidad de Harvard que demuestra que los fenoles antioxidantes como la epicatequina del cacao protegen el organismo de enfermedades cardiovasculares.

Hay estudios que también mencionan sus propiedades medicinales para combatir la depresión debido a su contenido en triptófano, precursor de la serotonina y su aporte en minerales como el selenio, clave en los estados anímicos.

El cacao además energiza, los batidos con cacao se han transformado en mis favoritos en días agitados.  Este fruto simbolizaba para los mayas vigor físico y longevidad, lo usaban como medicina siendo recetado por sus médicos como relajante, como estimulante y como reconstituyente. La manteca del cacao en tanto se usaba como pomada para curar heridas y hoy se sigue utilizando como un potente cicatrizante.

Es alucinante pensar que los primeros vestigios de domesticación y consumo del cacao sean de la Amazonía de Ecuador hace 5330 años y que hoy tengamos el privilegio de seguir disfrutando de sus beneficios.  Por lo mismo tenemos que cuidar cada lugar del planeta pues a pesar de los errores y  descuidos hacia la pachamama nos sigue regalando estas maravillas. Para terminar quiero compartirles el poder energético que significa el cacao y las ceremonias que se realizan en torno al fruto.

¿Qué es una Ceremonia de Cacao?
Usado de manera ceremonial y terapéutica, el Cacao es una gran herramienta para profundizar en el trabajo personal que cada uno este dispuesto a realizar.

Dicen las profecías que el Cacao llega para restablecer el equilibrio con el mundo natural, el cacao es un re-conector de conciencia; siempre existe una parte de nosotros que nos acompaña y se da cuenta, es con esa conciencia del corazón que el cacao trabaja directamente, abre los cauces de ríos que existen dentro de nosotros para que recordemos nuestra esencia, abre nuevos ojos para que podamos ver nuevas posibilidades y nos permite escuchar esa voz que somos, esa guía, esa conciencia, el cacao es amor en conciencia”
Muchas veces nos falta escucharnos, saber que queremos realmente para caminar en armonía y sobre todo plenos.

 

Web: www.despertarensalud.com

Facebook: Carolina Bezamat Walters

Twitter @carolabezamat

Instagram: carolabezamat_

Paimún

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.