Las dietas proponen protocolos exigentes, alientan a consumir alimentos procesados y bajos en calorías que tienden a provocar la falta de ciertos nutrientes, así que no se pueden mantener a largo plazo. Tarde o temprano lo que hay que hacer es aprender a comer saludable.

Según una encuesta de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad), el 81 % de los españoles fracasan al hacer dieta. Para adelgazar hay que identificar las razones que nos impiden seguir un régimen y buscar soluciones. Por ello, queremos analizar las posibles causas por la que fracasa tu dieta para adelgazar.

¿Por qué fracasa tu dieta para adelgazar?

Puede que si estás realizando un proceso de régimen alimenticio te hayas planteado esta pregunta. Así, un estudio señala que dos de cada tres personas que hacen dieta no solo recuperarán el peso perdido, sino que además tendrán un peso corporal superior al que tenían antes de comenzar la dieta.

Como resultado, la frustración y la generación de un círculo vicioso que hace de la báscula una montaña rusa, con sus consiguientes efectos poco saludables, tanto para el metabolismo como para el estado anímico.

Motivos por los que fracasa tu dieta para adelgazar

1. Se dejan de comer grasas saludables esenciales

Este podría ser el principal motivo por el que fracasa la dieta para adelgazar. Algunos profesionales de la salud sugieren que un desequilibrio en el consumo de ácidos grasos omega-3 y omega-6 puede estar relacionado con la obesidad.

Idealmente, tendríamos que consumir aproximadamente la misma cantidad de omega-6 y omega-3. Pero debido en gran parte al mayor consumo de alimentos procesados, que a menudo contienen aceites vegetales y otras grasas, el consumo de ácidos grasos omega-6 es demasiado alto en comparación con el de omega-3.

Además, dejar de comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 puede provocar que se coma en exceso porque el cuerpo no recibe las comidas completas y antoja grasas de cualquier manera, apareciendo entonces los atracones de comida.

2. Hay una deficiencia de calorías.

Debido a que tu cuerpo trabaja para mantener el peso corporal, cuando no recibe suficiente comida, te quedas hambriento y privado de nutrientes. Cuando esto sucede de manera constante, desencadena una respuesta de supervivencia en la que el cuerpo desacelera el metabolismo para conservar recursos.

Tu cuerpo conserva de forma inteligente su gasto calórico, porque no sabe cuándo tendrá acceso a los nutrientes que necesita. Esto es lo que nos mantiene vivos en tiempos de hambre.

Así que, paradójicamente, no tener suficientes calorías puede hacer que tu cuerpo gane peso porque tu metabolismo se ralentiza al ponerse en modo “supervivencia”.

3. Hay deficiencia de proteína

Muchas personas a menudo ven las legumbres, por ejemplo, como un grupo de alimentos altos en calorías que se tienen que prohibir si quieres adelgazar.

Pero lo cierto es que estos alimentos son también fuente de hidratos de carbono de absorción lenta que dejan saciado durante muchas horas. Y, además, al ser ricos en proteínas ayudan a desarrollar la masa muscular, que de hecho es nuestro tejido quemagrasas.

4. Por hacer demasiado ejercicio físico

Hacer ejercicio regular es muy importante pero con 30 minutos de actividad física moderada a diario es suficiente. En cambio, si haces ejercicio demasiado intenso disparas la respuesta al estrés de tu cuerpo.

Hacer esto repetidamente puede poner tu cuerpo en un estado de estrés crónico y, cuando ocurre esto, tu sistema inmunológico se desacelera y se libera la hormona del estrés, el cortisol, que puede contribuir al aumento de peso. También se ha asociado a problemas inmunológicos, depresión o infertilidad.

5. Por el estrés que supone estar a dieta

El ejercicio excesivo no es el único aspecto de la pérdida de peso que puede desencadenar la respuesta al estrés de tu cuerpo. Preocuparse constantemente por lo que se come, contar calorías y perderse el placer de comer también puede estresar a tu cuerpo.

En lugar de tratar de ajustarte a las estrictas reglas de una dieta, simplemente se trata de comer alimentos saludables que además satisfagan tu paladar.

6. Fracasa tu dieta para adelgazar porque es insostenible

La dieta para adelgazar propone protocolos exigentes, así que no se puede mantener a largo plazo. Tarde o temprano lo que hay que hacer es aprender a comer saludable.

En lugar de perder mucho tiempo engañando a tu cuerpo a expensas de tu sistema nervioso central o la salud, puedes trabajar con el funcionamiento natural de tu cuerpo.

Puedes darle a tu cuerpo un flujo constante de alimento placentero para que pueda proporcionarte energía y vitalidad. Mantener una corriente constante de nutrientes mantiene tu azúcar en la sangre estable, te da capacidad de concentración y claridad mental.

Además, si aprendes a comer saludable sin morirte de hambre tomas decisiones más inteligentes y conscientes sobre qué alimentos comer o no y en qué cantidades.

Estos son motivos por los que fracasra tu dieta para adelgazar. Ahora que ya los sabes, trata de aplicarlos para que puedas lograr tu objetivo.

Lahsen2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.