La Reflexología Podal tiene como principal objetivo armonizar y equilibrar alteraciones del organismo, pero no sólo de un adulto, sino que también existe en su modalidad infantil. Descubra por qué se adapta tan bien a las necesidades del niño o bebé.

“La Reflexología Podal Infantil no es un tocar por tocar, por el contrario es entregar respaldo afectivo” Claudia Sepúlveda.

La reflexología podal es una técnica terapéutica basada en la estimulación del sistema nervioso a través la manipulación de ciertos puntos en los pies, llamados zonas de reflejo. Su aplicación consiste en un masaje manual que trabaja haciendo presión en áreas reflejas de los pies para producir efectos específicos en otras partes del cuerpo. “En los pies tenemos ubicados muchísimos terminales nerviosos (más de 7 mil), que hacen posible obtener múltiples beneficios psicofísicos. Cuando presionamos los pies se envían impulsos nerviosos al cerebro vía medula espinal, el cerebro codifica esa información y responde  a través de  neurotransmisores, que provocan sedación, relajación, depuración, calma, etc” Explica Claudia Sepúlveda, Reflexóloga adulta e infantil.

Cuna

Aunque de forma primitiva, la Reflexología es una técnica de origen milenaria utilizada en tribus norteamericanas, en la antigua China y Egipto. Existen dibujos egipcios A.C que muestran a individuos aplicando masaje en manos y pies, en clara alusión de que ésta civilización había descubierto que masajeando ciertas zonas de las extremidades conseguían una sensación de alivio. En lo que respecta a la Reflexología moderna, nace a principios del siglo XX de los trabajos basados en Acupuntura, del médico estadounidense William Fitzgerald. Años después, el Dr. Joseph Shelby Riley -que también desarrollaba esta práctica- hizo los diagramas y detalló los dibujos y la localización de los puntos reflejos en los pies. La más extendida de esta práctica, se concentra en los pies y tiene como nombre Reflexología Podal.

Reflexología Podal Infantil (RPI)

“El espíritu en la práctica reflexológica en niños es el que cambia en relación al adulto “.

No sólo los adultos pueden tener acceso a la Reflexología podal, también los bebes y niños pueden acceder a este sistema. Al ser una terapia natural, la reflexología tiene importantes ventajas, por sobre otros tratamientos con características químicas o que conlleven efectos secundarios. En la reflexología podal el reequilibrio de cuerpo y mente es mediante procesos de autorregulación, propios de cada persona, lo que lo hace muy adecuado para los infantes. La Reflexología Podal adulta y la RPI tienen los mismos fundamentos científicos, es decir funcionan de igual modo, lo que cambia es el enfoque, o sea el terapeuta procede con mayor delicadeza en la presión y los ritmos, dado la naturaleza distinta entre un adulto, bebé o niño. “Por ejemplo en los niños se trabaja menos tiempo, se hace por intervalos, también hay órganos que por su inmadurez funcional no se presionan como las glándulas endocrinas, el páncreas, vesícula y otros” especifica la especialista en RPI, Claudia Sepúlveda. Cualidad obligada de un terapeuta de RPI es conocer muy bien la influencia que tiene el contacto en el desarrollo infantil. En relación a la empatía de un reflexólogo infantil con su paciente, Claudia Sepúlveda nos grafica un tipo de alternativa “Existen muchos recursos metodológicos para introducir una sesión de reflexología y quizás el más valioso sea cuando hijos y padres se encuentren en una instancia de juego, por ejemplo tocándose los pies”. La Reflexología Podal Infantil es un sistema terapéutico de vanguardia y en pleno crecimiento en nuestro país, pero ya muy ramificado en Europa. En cuanto a la edad, desde los dos meses, aproximadamente, un bebé puede ser sometido a la terapia.

BENEFICIOS

  • Fortalece sistema inmunológico.
  • Alivia de cólicos, gases, estreñimiento.
  • Trastornos del sueño: ayuda a tener un sueño más profundo y reparador.
  • Alergias, resfríos, sinusitis.
  • Recuperación de niños prematuros,  hospitalizados o en post operatorios.
  • Estimula la confianza en el otro y la credibilidad.
  • Ayuda a sentirse seguros  y valiosos.
  • Constituye una excelente forma de comunicarse con el niño.
  • Fortalece la interacción y suaviza las relaciones.
  • Es un espacio y tiempo de comunicación y diversión muy positivos.
  • Fortalece lazos entre los miembros de la familia

La práctica de esta terapia permitirá que desde pequeños los niños desarrollen hábitos de vida sanos y saludables.

 

Banner Choy Lee

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.