…Por Bienestar y Salud

La OMS ha sido enfática en recomendar una reducción en el consumo de sodio. Menos sodio y más potasio es la propuesta de Biosal. Una verdadera revolución global ha vivido la dieta de las personas esta última década. La gente en general ha aprovechado el boom de las comunicaciones y el casi ilimitado flujo de información para empezar a alimentarse de una manera más saludable. No obstante, las múltiples fuentes informativas (algunas más confiables que otras) han generado mitos y dudas en torno a diversos productos que terminaron puestos en tela de juicio. La sal es uno de estos productos, fundamentalmente debido a uno sus elementos principales: el sodio. Sodio El sodio es un mineral presente en el cuerpo humano en cantidades en torno a los 100 g. y esencial a efecto de mantener el balance del organismo, dado que parcialmente es responsable de funciones del sistema nervioso y muscular: Colabora en la transmisión y la generación del impulso nervioso y ayuda a que los músculos respondan correctamente a los estímulos (irritabilidad muscular). Por tal, regula fluidos extracelulares, el equilibrio ácido-base y el potencial de membranas, en conjunto con el potasio. La falta de este nutriente esencial puede causar convulsiones, deshidratación, parálisis muscular, disminución del crecimiento y entumecimiento general. Sal La sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación (también lo encontramos en carne, pescado, huevos, legumbres, queso, vegetales y frutas y en mayor medida en los alimentos procesados). ¿Cuál es el problema de las sociedades modernas? Como se dice coloquialmente, a muchas personas se les “cae el salero” sobre la comida y pasa a consumir mucha más sal de la necesaria para la actividad fisiológica. La mayoría de las personas consumen de 9 a 12 gramos por día en promedio, es decir, dos veces la ingesta máxima recomendada por la OMS: 2 gramos de sodio (equivalentes a 5 gramos de sal) al día. Acostumbrarse a una dieta alta en sodio ha sido directamente asociada enfermedades no transmisibles (ENT) como la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares o los accidentes cerebrovasculares. En este sentido los Estados Miembros de la OMS, entre ellos Chile, llevan un tiempo en campaña para rebajar el consumo de sodio -y así poder disminuir las opciones de tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares- acordando reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial de aquí a 2025. Biosal Encontrar un equilibrio entre lo sano y el sabor es uno de los objetivos de una persona al alimentarse. Poniendo el foco en darle en el gusto a todas ellas y cuidar la calidad de vida de las familias chilenas, Biosal ha fabricado una fórmula balanceada de sal con menos de sodio y con todos los beneficios del potasio (síntesis de proteínas, en el metabolismo de carbohidratos, además de muchos otros beneficios) para el buen funcionamiento del organismo y la prevención de accidentes cardiovasculares. Biosal ha desarrollado tres líneas de productos abarcando los distintos requerimientos de las personas: 66% menos sodio: la Biosal más reducida en sodio. Para personas con problemas asociados al exceso de sodio. 50% menos sodio: la Biosal más balanceada y con mayor variedad de formatos. 33% menos sodio: la Biosal con el equilibrio ideal  en reducción de sodio, sin afectar el sabor de las comidas.

 

Mediale

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.