Muchas veces los antojos son señales de que necesitas nutrientes. Tu cuerpo te avisa qué es lo que te hace falta, ¡Aprende a escucharlo!

Todos alguna vez hemos tenido antojos desesperados de comer algo. Y muchas veces ese “algo” no es muy saludable que digamos. Sin embargo, nuestro cuerpo lo está pidiendo, nos damos cuenta: es casi imposible desoír su llamado.

En realidad, lo que necesitas es aprender a entender a tu cuerpo, que a veces puede tener un poco de problemas para enviar una señal clara de qué es lo que quiere.

Cuando se te antoja alguna comida con desesperación, lo que tu cuerpo está diciendo es que le faltan nutrientes. Y aquello que tienes ganas de comer los tiene, claro, pero quizá sumado a un montón de otras cosas no tan buenas para la salud.

Entonces, si entiendes qué nutrientes te está pidiendo tu cuerpo cuando tienes antojos, puedes resolverlo comiendo algo saludable.

Los antojos de chocolate: Si tienes demasiadas ganas de comer chocolate, tu cuerpo te está pidiendo magnesio. Este es un mineral que brinda energía y dilata los vasos sanguíneos para tener una mejor circulación.

El chocolate posee este mineral, y en este caso si quieres sacarte el antojo tal cual lo pide tu cuerpo puedes hacerlo. Eso sí, eligiendo siempre chocolate negro, que tiene más cacao y menos azúcar.

Si no tienes chocolate negro en casa, lo mejor es reemplazarlo por frutas secas, como la nuez o las almendras, o semillas. Las de girasol son especialmente ricas en magnesio.

Los antojos de pan: A veces puedes sentir unas ganas locas de comer una buena ración de pan: esponjoso y calentito. Si bien es una delicia, y un gusto que puedes sacarte sin demasiada culpa (si es solo una porción), la verdad es que lo realmente necesita tu cuerpo son aminoácidos, algo de fibra, y energía.

Es decir, tu cuerpo se siente un poco débil y necesita fuerza. Una manera de reemplazar el pan para cumplir realmente con el antojo que tienes es comer nueces, quinoa o huevo.

Los antojos de algo frito: Esos días que te mueres por comer comida chatarra de la más pura, en general es porque estás necesitando grasas.

Sí, necesitas grasas. Estas aportan energía, permiten el desarrollo y actividad cerebral, protegen los órganos mediante la amortiguación, transportan vitaminas, forman parte de la estructura de todas las células de nuestro cuerpo, entre otras muchas funciones.

La cuestión es que hay distintos tipos de grasas, y como imaginarás, las que traen los alimentos fritos y la comida no son las mejores. Por eso, si se te antoja algo así, puedes frenarlo alimentos ricos con grasas saludables, como aguacate, semillas, frutos secos y hortalizas.

Los antojos de dulces: Cuando se te antoja comer cosas dulces, lo que tu cuerpo te está pidiendo es glucosa. Esta es muy importante para poder sobrevivir, puesto que es la fuente primaria de energía.

Los dulces contienen altas dosis de glucosa, pero tanta que hace un efecto inverso: la sobredosis de este nutriente hace que sea imposible procesarlo, con lo cual es como si no lo hubiéramos comido. Con una diferencia: se acumula en forma de grasa.

Así que no es buena idea sucumbir ante las tortas dulces si tienes este antojo, pues no calmará tus verdaderas necesidades. Lo mejor en estos casos es recurrir a la fruta, que además de glucosa tiene fructosa, antioxidantes y otros nutrientes.

Ante cualquier antojo una medida preventiva que puedes tomar ante cualquier antojo, e incluso en esos momentos en los que sientes que tienes ganas de comer algo pero no sabes qué, es tomar un vaso de agua.

Como ya sabrás, nuestro cuerpo necesita grandes cantidades de agua, y la mayoría de nosotros no tomamos la suficiente. De acuerdo a algunos estudios, el 80% de las personas suelen estar deshidratadas.

Muchas veces cuando el cuerpo pide agua, se confunde con antojos. Por eso, toma un vaso o dos de agua y espera unos minutos antes de comer. Verás que más de una vez se te quitan las ganas de comer.

Banner Choy Lee

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.