JUDITH SOTO FUENZALIDA

COACH ONTOLOGICA Y TERAPEUTA HOLISTICA

 

La vida tiene ciclos, períodos de expansión,  otros de contracción, de luz y otros de oscuridad, tiene veranos, primaveras, otoños e inviernos y nuevamente vuelve cada ciclo.

Con el cambio de Era, época tan esperada por los Iniciados e Iniciadas de todas las épocas y lugares, la humanidad está saliendo felizmente de los tiempos de oscuridad, donde entre otras características habían muchos secretos, complot, verdades a medias, manipulación de la información tanto a nivel social, familiar  como personal, principalmente como un medio para mantener el control y el poder. Se mostraban vidas aparentemente perfectas acorde a los cánones sociales de la época, no obstante   oculto, muy escondido habían engaños, violaciones, corrupciones, robos, acosos, abusos en fin como se  dice en la biblia, en gran parte la sociedad y muchas personas eran como  un “sepulcro blanqueado” muy limpiecitos y hermosos por fuera y por dentro todo putrefacto.

La buena noticia es que la rueda de la vida siempre va girando y ahora   está tocando entrar a un período de luz, todo se cumple bajo el cielo, por lo tanto donde no se veía nada ya que estaba todo oscuro ahora se comienzan a ver muchas cosas, se va destapando todo  lo que estaba oculto, las personas que manejan cierta información “confidencial” sin entender por qué  se sienten impelidas a decir la verdad ya sea en cualquier  nivel que estén, a dar a conocer a la sociedad esta información, la tecnología y las redes sociales ayudan a este proceso.  Este proceso no  parará ya que es un imperativo cósmico.

Las personas se asustan, se sorprenden, se desilusionan de todo lo que ocurría a sus espaldas, de manera tan oculta. Las instituciones sociales  se debilitan, necesitan reformarse a fondo, de verdad, no solo como una estrategia adaptativa.

La nueva energía plasmática de luz que está ingresando a raudales al planeta, ya no permite tanta oscuridad. Impulsará a dar un salto cuántico, siendo un imperativo de evolución de la conciencia individual y colectiva y a la vez  un gran facilitador e impulsor que debiéramos aprovechar.

Las prácticas antiguas deben ser transformadas, ya no se puede seguir como eran antes. Lo que antes se veía como normal, que nadie se cuestionaba, debido a la madurez que ha desarrollado la sociedad  cada vez más se  verá como reprochable y el control social ya no lo permitirá. Es una buena noticia, para que se produzca una renovación, una limpieza y así poder avanzar en integridad y honorabilidad.

Poco a poco vamos retornando a valorar y rescatar los grandes principios universales y cada vez se va a ser más exigente en su cumplimiento. Vamos entrando a la Edad Dorada,  esperada época que  grandes sabios hace miles de años pronosticaron.

Se irá cayendo, derrumbando  todo lo que no es coherente y  falto de integridad y de amor/compasión. Cada vez primará más todo lo que honra a todos los seres humanos como iguales, viviendo estos en armonía y respeto a toda la naturaleza.

En lo personal permitamos también que caigan nuestras caretas, nuestros yoes, que se derrumbe todo lo falto de integridad que haya en nosotros. No hay que tener miedo, porque somos seres divinos, no somos esos guijarros que hemos ido recogiendo por el camino, no somos esa emociones inarmónicas, feas, limitativas que sentimos, no somos nada mezquino ni pequeño, por lo tanto es muy simple,  es tomar y sacar eso feo que nos impide experimentar nuestra divinidad con todas sus potencialidades. Actualmente están surgiendo muchas técnicas que facilitan este proceso de sanación emocional y cambio de creencias.

A veces el árbol no deja ver el bosque, no obstante para ya vamos, se necesitan las crisis, que se destruya lo viejo, lo desgastado y así van surgiendo naturalmente nuevas forma de vivir la vida en  amor y respeto al libre albedrío de cada cual.  Los invito a ver el vaso medio lleno, no medio vacío, ya que la vida es maravillosa y perfectamente imperfecta, pero por sobre todo, lo más importante es el cambio interior, con este cambio cada cual será más feliz y también ayudará como un célula sana ayuda a la salud, armonía y felicidad del cuerpo al cual pertenece, este cuerpo llamado humanidad.

 

 

ESCUELA DE CONCIENCIA  MELINKA TULUM

Correo electrónico: judithdelpilars@hotmail.com .

Facebook: www.facebook.com/JudithSotoFuenzalida ;

Fan page:  www.facebook.com/centro.melinkatulum ;

Instagram:  www.instagram.com/judithsotofuenzalidaterapias/

Youtube: Judith Soto Fuenzalida

 

 

Mediale

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.